robo de auto y portonazos

robo de auto y portonazos

Lamentablemenete la tasa de Robo de autosw y Portonazos a aumentado exponencialmente desde el 2008,  en ese momento en Chile robaban un auto cada dos horas. Hoy, cada 15 minutos. Los tiempos han cambiado y los sistemas de hurto también. Si bien antes Carabineros tenían claro que la mayoría de los robos se daba cuando los autos estaban estacionados, las nuevas tecnologías que dificultan encender los automóviles sin la llave original, han provocado que los ladrones se las tengan que ingeniar de otras maneras. Y vaya que son creativos.

Uno de los nuevos sistemas de robo de vehículos que más portadas ha acaparado en el último tiempo es el “portonazo”. Un concepto antes inexistente en la jerga popular, que grafica el modo de operar de los ladrones, cuando intentan apropiarse de un vehículo mientras el conductor desciende para abrir el portón o reja de un lugar. Este tipo de delito se ha presentado de mayor manera en las comunas de La Florida y Pudahuel.

A raíz de la alarma que han causado los portonazos y la delincuencia en general en la ciudadanía, el ministro del Interior, Jorge Burgos, le pidió a Carabineros y la PDI que le entregaran un análisis de la situación con propuestas concretas para hacerle frente de manera preventiva, como de acción rápida cuando ocurran los hechos.

 

¿Qué tan frecuentes son?

Entre la información que se le otorgó al ministro, figura el dato de Carabineros de que sólo en el 3% de los robos de vehículos se utiliza el sistema del portonazo. A nivel nacional, diariamente se roban alrededor de 100 autos, por lo que esto significa unos 3 portonazos al día. Todo esto, para un parque vehicular privado que ya supera los 3.781.000 automóviles a nivel nacional. Una cifra más alentadora, es que Carabineros tiene más de un 80% de recuperación de vehículos sustraídos entre las 24 y 48 horas.

Consultamos a la Fundación Paz Ciudadana para comparar este porcentaje con el de años anteriores, pero nos explicaron que al ser un sistema de robo específico, no está registrado, pues siempre ha formado parte de las estadísticas dentro de la categoría de “robo o delito contra la propiedad”. Así como “el cuento del tío” tampoco lleva su conteo, ya que son conceptos inventados muchas veces por los medios o por la misma ciudadanía, pero no están definidos en la ley. Por lo tanto, no hay información sobre si realmente se trata de un fenómeno nuevo, o simplemente ha adquirido más notoriedad por la cobertura mediática que han recibido.